Estaciones bien diferenciadas, pero con precipitaciones incluso en verano (total anual de unos 1.400 mm, en forma de nieve en invierno sólo en las zonas cordilleranas).

En verano, predominan los días soleados, con máximas en torno a 27°C y mínimas de unos 12°C. En invierno, 14°C y 2°C (heladas ocasionales) respectivamente.