Aventura y Deporte

EL CRÁTER DEL VOLCÁN VILLARRICA es el punto cúlmine de la aventura. El magma brota a borbotones, la vista a lagos y volcanes alucina.

La naturaleza se encargó de hacer de La Araucanía un verdadero parque de diversiones, que con su loca geografía da origen a los más inusitados escenarios para la realización de actividades al aire libre. Ríos, cañones, montañas, volcanes y glaciares permiten que en pocos kilómetros exista una excelente y variada oferta de experiencias en aventura y deportes. El lugar perfecto para quienes buscan esa cuota de emoción y aventura que lo cotidiano nos quita.

Ya sea por agua, tierra o aire, las posibilidades son diversas y están disponibles tanto para los más avezados como para quienes buscan una aventura más tranquila. Son innumerables las actividades que ofrece el destino, pero sin duda, algunas experiencias destacan de manera particular.

La Araucanía es la región con el mayor número de Áreas Silvestres Protegidas de Chile, más aún si se consideran aquellas de carácter privado. Cada una posee lugares de indescriptible belleza, además de una extensa red de senderos de trekking que ofrece recorridos entre treinta minutos y siete días de duración. A través de ellos es posible acceder a los principales atractivos naturales; en travesías que incluyen volcanes, bosques de araucarias, campos de lava, lagos y ríos. Destacan por su belleza escénica y por su representatividad de la biogeografía regional, los senderos:

Sierra Nevada del Parque Nacional Conguillío, Piedra del Águila del Parque Nacional Nahuelbuta y Villarrica Traverse del Parque Nacional Villarrica, de 5 días de duración. Las opciones son múltiples y variadas.

Existen muchas rutas para recorrer en bicicleta, con diferentes grados de dificultad y exigencia, siempre en medio de paisajes magníficos: huellas que atraviesan valles de lava, bordes de ríos o bosques nativos, son algunos de los posibles parajes.
Para los fanáticos del mountain bike, Pucón y sus alrededores, así como los caminos del Parque Nacional Conguillío constituyen locaciones excepcionales. El Cerro Ñielol, en Temuco, es también frecuentado por cientos de fanáticos de esta actividad. De todas formas, recorrer los caminos y paisajes de la región arriba de una bicicleta será siempre un placer.

Son una opción perfecta para vivir algo de aventura y al mismo tiempo contemplar la naturaleza. A lo largo y ancho de la región existen experimentados guías de cabalgatas que ofrecen travesías ecuestres para jinetes principiantes y experimentados.
En el sector andino destacan sectores como Conguillío, Lonquimay e Icalma, donde son ofrecidas por comunidades pehuenches. En Pucón y Curarrehue se realizan expediciones de mayor duración, que incluyen excelentes servicios de alojamiento y comida. También en la costa existen recorridos interesantes, en Carahue y Puerto Saavedra, especializados en la observación de las diversas especies de aves existentes.

Son muchísimas las opciones para practicar el montañismo en la región, con ascensiones a cumbres de diverso nivel de dicultad, algunas muy cercanas a los centros urbanos y otras más alejadas. Un clásico y gran atractivo para todos los viajeros es la ascensión al cráter del volcán Villarrica (2.947 msnm), en cuya cumbre es posible observar el cráter activo, así como una inmejorable panorámica de otros lagos y volcanes.

El rafting es una de las actividades más populares gracias a las perfectas cualidades de los ríos Trancura y Liucura. Con rápidos clase I, II, III y IV, hay para principiantes y avezados.
Los lagos de la zona también ofrecen excelentes opciones para hacer deportes náuticos, como velerismo, windsurf y esquí acuático. En la zona costera de Puerto Saavedra los vientos reinantes han convertido al lugar en uno de los spots preferidos para la práctica del kitesurf y del parapente, al igual que Pucón.

Es una excelente alternativa en los lagos de la región, como en el Lago Budi, donde es posible disfrutar del avistamiento de aves desde sus aguas calmas, y así también, en los ríos correntosos de la zona Andino-Lacustre para quienes buscan altas dosis de adrenalina o simplemente una experiencia nueva. Para ésto, hay tour operadores locales que cuentan con calificados guías de turismo aventura.

Los mismos ríos que nacen la zona Andino-Lacustre, presentan la particularidad adicional de tener barrancos y cascadas perfectas para practicar el canyoning.

Hay cascadas de 75 a 80 metros y justamente en esta zona, existe la ruta de canyoning más alta de Sudamérica, a 30 minutos de Pucón, en Palguín Alto (“La Garganta del Diablo”) con 150 metros de altura.

El efecto de los eventos naturales ha moldeado a lo largo de los años el paisaje y las formaciones rocosas de la región, creando un escenario ideal para practicar la escalada en roca, especialmente
en sectores como Curarrehue y Pucón.
El espectacular entorno en que están estos murallones, en áreas casi prístinas, le agrega un valor adicional a las condiciones técnicas que presentan las rutas.

Tanto en los lagos y ríos andinos, como en el litoral, existen más de 35 puntos donde se puede realizar pesca deportiva y encontrar las principales especies, como: salmón, trucha, pejerrey, róbalo, corvina, lenguado y sierra. De especial interés para los pescadores de arrastre son las cuencas de los ríos Toltén e Imperial.