Capitán Pastene

Ven a disfrutar la tradición gastronómica italiana de Capitán Pastene.

Poblado de descendientes de colonos italianos ubicado a 10 kilómetros de Lumaco y a aproximadamente 630 km. Al sur de la capital nacional, Santiago y a 38 Km. de Traiguén.

Localidad relacionada íntimamente con la llegada de familias que provenían de la Provincia de Módena (al norte de Italia) y que en 1904 dejaron su país para vivir en estas tierras. El poblado se fundó el 11 de marzo de 1905 con el nombre de “Capitán Pastene” en honor al ilustre marino italiano Juan Bautista Pastene. Destacan especialmente los restaurantes y fábricas artesanales de embutidos y pastas, que preparan exquisitas recetas originales traspasadas de generación en generación. Adicionalmente en el poblado podrás visitar la Iglesia de San Felipe Neri, construida en 1943, pero inaugurada recién 11 años después. La construcción recuerda al santo nacido en Florencia, Italia y se ubica frente a la plaza. En la mitad del camino Pastene – Lumaco, se encuentra el Cerro de la Virgen María, lugar ideal para la reflexión y la oración. En el sitio se desarrollan fiestas religiosas en honor a la Virgen los dias 8 de diciembre. Otro imperdible de la zona es Piedra Santa, sitio ceremonial de procesión religiosa que evoca una leyenda mapuche que relata la historia de una gran piedra que rodó por la ladera y pasó al otro lado del río donde quedó instalada.

EN BUS
Desde Angol es posible llegar hacia Capitán Pastene en buses Bio Bio, salidas diarias a las 18:15 hrs.

EN AUTOMÓVIL
Capitán Pastene se ubica a 120 Kilómetros al noroeste de la ciudad de Temuco
A 10 kilómetros de la localidad de Lumaco, yendo desde Traiguén hacia la costa, después de ascender por una cuesta amplia, se llega a Capitán Pastene.

RECOMENDACIONES
Degustación de comida italiana: Definitivamente visitar Capitán Pastene y no disfrutar su rica gastronomía es un pecado. Expertos en pastas y embutidos, nadie quedará ajeno a sus aromas y sabores.

Museo del jamón: Ideal para amantes del “prosciutto”, el Museo del Jamón es una casa construida en madera, posee cientos de jamones con distintas preparaciones y en distintas etapas del proceso. La imagen y el aroma lo dejarán totalmente impactado.